Hace ya tiempo que nos enteramos de la existencia de ‘La Última Virgen’, el proyecto que la directora y guionista Bàrbara Farré traía entre manos, y desde entonces llevamos siguiendo los progresos.
A través de una campaña de crowdfunding sacaron adelante el cortometraje, y durante la segunda mitad del año pasado se rodó y a fuego lento se fue cociendo, hasta que finalmente, el pasado 15 de mayo, se estrenó en un cine de Barcelona. Nos moríamos de ganas de hablar con Bàrbara y que nos hablara del estreno, del corto, y de todo, así que corrimos a escribirle.

Llevamos tiempo siguiente vuestro proyecto, y ¡por fin se ha estrenado! ¿Qué tal acogida ha tenido?
¡¡¡Sí!!! Qué bien 🙂 Pues la verdad que creemos que muy buena. Nos quedamos alucinados con la de gente que asistió, ¡incluso se quedó gente fuera porque no había más sitio! Supongo que como en todas las ocasiones habrá gente a quien le guste más y a quien le guste menos, pero estuvimos super contentos con el apoyo que recibimos.

¿Cómo surge la idea de La Última Virgen?
La idea surge de querer acercarme a la sociedad que hoy en día nos rodea, una sociedad donde cada vez la adolescencia es más temprana. A la vez, me fascinaba la idea de crear un mundo adolescente, así que la idea también surge de todos mis recuerdos y experiencias (ya que a pesar de centrarme en la actualidad, las experiencias adolescentes siempre van a ser parecidas). Así pues, la idea surge de querer hacer un viaje adolescente centrado en la realidad de hoy en día.

En el cortometraje se habla de cambios en los códigos morales y sociales en la realidad adolescente. ¿Cómo abordas el tema desde una postura adulta?
En realidad lo intento abordar de una forma totalmente neutra. Es decir, por mucho que tenga una postura o una visión más adulta, simplemente me he querido centrar en plasmar aquello que veía y sentía, adaptarme de algún modo a la realidad.
Tengo que confesar, por eso, que al principio me sorprendía lo rápido que evolucionaban hoy en día los niños/adolescentes, pero ahora…digamos que, en parte gracias a hacer este proyecto, me he adaptado y he empezado a comprender muchas cosas.

¿Dirías que en cierto modo es un estudio sociológico de los adolescentes de nuestros días?
Por mucho que parezca eso, en realidad no. Yo creo que es más una historia ambientada a la actualidad. Lo que quiero decir es que no es un estudio sociológico que busque una resolución teórica, sino que es más un viaje “sensorial” junto nuestra protagonista, donde vivimos una experiencia con ella. El cortometraje trata un tema adolescente universal enmarcado en la realidad de hoy en día. La banda sonora, los móviles y la edad de las chicas son lo que nos remiten directamente a lo que esta pasando actualmente.

¿Podría ser una historia relativamente atemporal? En el sentido de que se podría sentir reflejada gente nacida tanto en los 90 (habiendo vivido de lleno esa entrada al mundo de internet, los móviles y habiendo crecido con la revista Loka) como en los 2000 (gente que ya nace con un móvil en la mano, maneja desde una tempranísima edad redes sociales y prefiere Youtube a la televisión).
Relacionado con lo que he comentado anteriormente, totalmente sí. Todo el mundo ha tenido sentimientos parecidos en la adolescencia, eso no lo puede marcar una época. El despertar sexual, el querer encajar, el aparentar ser mayor, el mentir a tu padres…son sentimientos propios de cualquier adolescente y eso no lo cambia nada. Sí que lo que vincula este cortometraje a la actualidad, es la temprana edad en la que empiezan a surgir esos sentimientos, además de tener tan al alcance acceso a internet, donde cualquier duda (en el caso de este cortometraje, dudas sexuales) puede ser “aparentemente” resuelta.

Las protagonistas son adolescentes reales que encontrasteis en Instagram o en institutos. ¿Pensasteis desde un principio en hacerlo de este modo? ¿Cómo contactasteis con ellas? ¿Fue complicado cerrar el casting?
Sí, desde un principio pensamos que esa sería la mejor opción. Si hubiésemos cogido a actrices, de algún modo hubiésemos perdido esa realidad que tanto buscábamos. Para conseguirlo, jugamos a no tener un guión cerrado en cuanto a diálogos. Hubo un trabajo previo con las chicas de entender su personaje e interpretarlo como ellas viesen que era más real y acorde a la actualidad. Como si fueran ellas, vamos. Por eso buscamos a chicas que se parecieran más o menos a los personajes del corto.
Las contactamos por Instagram DM ¡fue muy divertido!. Según cómo era su perfil en las redes sociales, podíamos más o menos descifrar qué tanto se parecían a nuestros personajes. Fue complicado, aunque la verdad tuvimos muchísima suerte de encontrarnos con unos padres fabulosos (ya que las niñas son menores) que nos permitieron robarles a sus niñas durante 10 días jiji.

Las chicas que participan no son actrices. ¿Cómo fue para ellas la experiencia? ¿Tienen pensado seguir en el mundo del cine?
¡La experiencia fue genial! Construimos una familia super bonita <3
Ellas no se conocían y después del rodaje son íntimas amigas. Estuvieron de colonias todas juntas en mi casa, yo era su mami esos días jaja. Nos cogimos mucho cariño la verdad. Siempre me repiten que fue la mejor experiencia de su vida, así que estoy super contenta.
Les encantaría seguir en el mundo del cine, aunque son conscientes de que es bastante complicado…

Por desgracia no todxs hemos podido ir a la presentación y ¡nos morimos por verla! ¿Podrá verse el cortometraje en otras plataformas?
¡Muchas gracias! <3 Pues la verdad es que ahora está un poco complicado… Estamos moviendo el cortometraje por diferentes festivales internacionales y nos piden exclusividad. Así que por ahora no lo podremos colgar en ninguna plataforma.
Aún así…¡Nos encantaría poder hacer otro pase en Barcelona o en Madrid!

Puedes seguir las novedades del proyecto en su página de facebook e instagram.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *