Cristina Banban

Entrevistamos a Cristina Banban, la pintora Barcelonesa residente en Londres. Nos cuenta sus procesos, influencias y futuras exposiciones

 

¿Recuerdas tu primer cuadro? Cuéntanos como era, dónde estabas… 🙂

Desde los 5 anos he estado dibujando y pintando. Acudí a una escuela de arte des de pequeña donde realizábamos todo tipo de trabajos y al final de curso organizábamos una exposición colectiva.

Este seria mi primer contacto con el arte pero fue en la universidad cuando empecé a trabajar en lienzos de gran formato.

Eres de Barcelona pero te has ido a vivir a Londres, cómo crees que ha influido en tu pintura este cambio de geolocalización.

Influencio en el aspecto en que me enfoque mas en mi trabajo por el momento en el que yo me encontraba personalmente. Luego en Londres he encontrado oportunidades para exponer mi trabajo desde un principio. Hay una amplia oferta cultural, que junto a la gente creativa con la que he tenido la suerte de rodearme, ha repercutido de muna manera muy positiva en mis pinturas.

Las escenas diarias que aparecen en tus cuadros me resultan familiares a mí y supongo que a muchas chicas pero ¿Qué hay de ti en tus cuadros? ¿Es tu entorno parte importante de lo que pintas?

Intento reflejar la realidad en la que vivo, en la que viven mis amigos o gente que conozco. Detrás de estas escenas domésticas hay una critica al modo de vida en la que muchos nos vemos sumergidos. Por ello, podría decirse en cierto modo, que la pinturas tienen un carácter autobiográfico puesto que directa o indirectamente son momentos relacionados con mis experiencias.

Las personas que habitan tus cuadros tienen algo especial, son fuertes y atrapan la mirada, ¿Quiénes son? Háblanos un poco acerca de las personas que quieres pintar y de sus fisionomía.

Disfruto con la representación de la figura humana, me gusta encontrar nuevas maneras de retratar el cuerpo para de alguna forma transmitir fuerza y dinamismo. Todos los sujetos en mis pinturas son inventados, trabajo de memoria pero siempre intento caracterizarlo con la moda y escenarios actuales para darles un aire contemporáneo, real y cercano.

Tus colores son increíbles, háblanos un poco de tus paletas de color.

Gracias. Pues el color es algo que nunca puedo planear, tampoco lo intento, diría que es un proceso intuitivo y orgánico en el que voy juntando piezas a modo de puzzle hasta que encuentro que la composición y balance de colores funciona.

¿Cómo es tu proceso para pintar? ¿Tienes algún tipo de ritual o momento mágico en el que empiezas o te inspiras?

Normalmente trabajo mejor cuando tengo una deadline. Cuando trabajo de cara a una nueva exposición intento ser consciente de los tiempos para cada cuadro pero normalmente trabajo energéticamente hasta que me canso y decido parar. Empiezo con una idea que boceto en papel, luego esta la paso al lienzo y de ahí empiezo a pintar. Como comentaba no planeo los colores, los voy encajando de a poco.

¿Estás pintando algo ahora mismo? 

Si, estoy en el estudio y ahora mismo pintando una pieza para mi próxima exposición en Londres este octubre.

¿Dónde te gustaría ver colgado un cuadro tuyo?

Pues en casa de coleccionistas que de verdad valoren el trabajo. He tenido la suerte de encontrarme recientemente con un par de compradores en los que pude ver ese brillo en la mirada. Esto es lo que merece la pena, que mi trabajo llegue a la gente y les emocione. En un futuro, siempre seria genial formar parte de la colección de un museo.

Este año has tenido un montón de exposiciones, incluso en la exposición de verano de la Royal Academy of Arts de Londres. ¿Qué impresiones has tenido? ¿Tienes prevista alguna exposición más
próximamente?

Hay que pasar un proceso de selección bastante difícil para entrar a la Summer Exhibition, así que por ello y por estar compartiendo espacio con grandes artistas es genial. Recibí uno de los premios con la pintura expuesta “Pepperoni” lo cual ha concluido en general en una experiencia muy positiva. Después del show me han salido encargos y proyectos muy interesantes.
Este octubre inauguro exposición con otro artista en Londres y una individual en Barcelona.

 

Entrevista- Iria Domínguez