Entrevista: Zazi White
Fotografías: Stephen Ruberto

El día más emocionante de tu vida
¡Qué pregunta tan complicada! Conservo un recuerdo muy bonito de la primera vez que tuve un piso para mí sola… Justo cuando acabé la universidad me mudé a un ático precioso en la zona de Chueca, con el techo lleno de claraboyas que dejaban pasar la luz natural. Llevé un tocadiscos que mi padre me regaló cuando era pequeña y mis mañanas consistían en comer cerezas, quemar barritas de incienso y escuchar el “Live in Paris” de Supertramp. Muy bohemio todo. 

La vez que más miedo real has sentido
Mientras viajaba por una zona bastante remota de Australia mi coche se hundió hasta el chasis en unas arenas movedizas. Por supuesto no había cobertura ni ninguna manera de pedir ayuda…Después de horas cavando y tirando, conseguimos sacar una de las ruedas y finalmente el coche entero. 

El momento en el que más orgullosa de ti misma te has sentido
El momento en el que recibí el premio Ninfa a mejor actriz, y mi nominación del año pasado en los premios AVN como mejor actriz extranjera. Cuando decidí empezar en la industria pornográfica muchas personas me dijeron de mil maneras diferentes que la decisión que estaba tomando no era la adecuada. Que me iba a cansar pronto, que era algo pasajero, que no destrozase mi futuro por un capricho infantil.
Estos premios han sido un reconocimiento enorme hacia mi trabajo y una manera de demostrar que ni era un capricho ni estoy destrozando absolutamente nada. Estoy creando mi futuro bajo mis propios términos y haciendo algo que realmente quería hacer ¡Incluso aunque se salga fuera de lo políticamente correcto!

¿Alguna vez has llorado por amor?
Desde luego, muchas veces. Las lágrimas suelen entenderse como algo negativo pero también son una forma totalmente lícita de sacar tus emociones al exterior. Además yo soy muy llorona, me cuesta mucho (y además no quiero hacerlo) reprimir la expresión de los sentimientos.

¿Has sentido celos estando en pareja?
Si, sobre todo en el pasado, cuando no sabía como gestionar mis emociones.  Desde que somos pequeños nos enseñan que aquello que te gusta ha de ser únicamente para ti, el materialismo en estado puro. Si amas a alguien esa persona ha de ser tuya y de nadie más ¡Es terrible!
Desde que tengo 21 años tengo parejas poliamorosas sin exclusividad afectiva ni sexual, y me va infinitamente mejor que cuando intentaba practicar la monogamia.  El amor es un sentimiento precioso así que ¿por qué limitarlo?
Esto no quiere decir que en las parejas poliamorosas no existan los celos ¡Por supuesto que están ahí! Desaprender ciertas dinámicas es muy complicado, pero en vez de asumir esta emoción como una rabia explosiva que domina tus actos y tus pensamientos… ¿Por qué no intentar gestionarla? Cuando siento celos, lo que hago es pensar que si amo a mi pareja, he de ser feliz cuando él es feliz, aunque sea con otra persona. Intentar tener el monopolio afectivo de las personas a las que amamos puede ser muy destructivo.

¿Alguna vez has odiado realmente a alguien?
Si, aunque no a demasiadas personas. No me enfado con facilidad e intento evitar las situaciones conflictivas. Todos seriamos mucho más felices si tomásemos nuestras decisiones desde la empatía y la asertividad en vez de basarlas en nuestros miedos e inseguridades. 

¿Has estado enamorada?
Si ¡Y lo sigo estando! Tengo una pareja maravillosa con la que practico el poliamor. Basamos nuestro vínculo en la comunicación y en compartir nuestros deseos y planes de futuro…Y nos va genial. 

¿Alguna vez te has sentido fuera de control?
Si, soy una persona muy nerviosa, prácticamente hiperactiva. Cuando era más pequeña no sabía como reconducir mi energía de forma positiva y desarrollé mucha tendencia al estrés. Una vez crecí, esto se tradujo en adicción al trabajo (workaholic!) y a no saber parar quieta ni un solo segundo. Aunque trabajar sin parar parezca algo positivo a priori, el no saber desconectar el cerebro me estaba provocando un desequilibrio emocional bastante grande así que durante los últimos años he estado trabajando mucho para poder relajarme cuando lo necesito. La meditación, el deporte y los ejercicios mindfullness ayudan muchísimo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *